domingo, 1 de marzo de 2009

Un cambio...

Tantas veces lo dejé de lado... Y tantas veces me arrepentí por no haberlo hecho... Pero ahora eso ya no importa, porque por fin lo he conseguido: me voy de Erasmus.
Había una pequeña posibilidad de que no me lo concedieran, e intentaba no hacerme demasiadas ilusiones, pero después me autoconvencía de que era imposible, que tengo una buena nota, que es mi último curso y que no demasiada gente habría pedido lo mismo que yo.
Ahora, después de todo, me voy a ir, y no termino de asimilarlo: voy a pasar un curso entero en Turín. Ahora toca pensar en qué cosas tendré que llevarme, qué fotos, qué recuerdos, en dónde viviré, en cuanto tardaré en conocer a gente... En definitiva, es el cambio de vida que tanto necesitaba. No hay que temer los cambios, te hacen más fuerte.
Y mirándolo bien, una de las cosas que más me preocupaba de cara a irme, ya no pertenece a mi vida. Alguien menos a quien extrañar. Un motivo más para disfrutar.

2 comentarios:

Cris dijo...

hola!!!!
Cómo me alegro de que te hayan dado el erasmus (así puedo ir a visitarte). En serio, me alegro mucho por ti, va a ser un buen cambio, y pensar en todo lo que llevarse va a ser difícil, aunque temo más la vuelta con todas las cosas que acumules de viajes y recuerdos!!! Seguro que será un año genial!!!

Bicos e apertas.

Anónimo dijo...

Bien hecho, q le den x culo a esa cosa q mas te preocupaba para irte y q ya no pertenece a tu vida. Felicidades!!